Qué son los estilos

Gracias a los avances tecnológicos, los canales de aprendizaje de las músicas populares han aumentado, es decir, a la vez que aprendemos repertorios en los núcleos familiares o de amigos, nos bajamos canciones por Internet, consultamos Facebook, Youtube, etc. Así vamos fraguando lo que yo llamo nuestra «biblioteca sonora«. A ella recurrimos siempre que necesitamos información y comprobar que materiales almacenados tenemos que utilizar cuando la providencia lo requiere…

Desde el momento que una música nos emociona y nos deja huella, ésta forma parte de nuestra vida. Con el tiempo, es mucha la información musical que se almacena. Cuando una persona es de un sitio o se siente de él, comparte con sus paisanos su «biblioteca sonora». Por este motivo todos los miembros de esta comunidad saben utilizar de forma similar  la misma  música que tienen almacenada de la misma manera, como se ha hecho siempre.

En mi pueblo El Carpio de Tajo (en el centro de la provincia de Toledo), exactamente igual que en muchos otros pueblos (vecinos, cercanos o lejanos)  se usaron los estilos más populares de la música tradicional, el son, la jota, la seguidilla  y el fandango.

Hoy los estilos no son tales, se han convertido en repertorios, adjudicándoles un  nombre y un apellido con identidad geográfica, donde se da más importancia a esto último, que al estilo en sí (las maneras, formas y códigos que son los que realmente lo definen).

Para cantar, tocar y bailar esta música (fraguada, depurada y modulada con el tiempo), lo más importante siempre ha sido conocer sus códigos de interpretación.

Da igual la procedencia del intérprete o el lugar donde se esté interpretando el estilo, porque quien conoce sus códigos y formas de hacer,  puede intervenir en su ejecución. (Los estilos tienen sus características interpretativas en cada zona, pero en rasgos generales, cualquier interprete que conozca el estilo podrá participar en el toque, el cante o el baile aunque no sea de allí).

Por todo esto, el son, la jota, la seguidilla y el fandango son un estilo y no forman parte de ningún repertorio con nombre y apellidos (jota de «tal pueblo», Seguidillas Meloneras, Fandango del Tio tio, etc…).

Juan Antonio Torres, El Carpio de Tajo. Enero 2016

Please follow and like us:

Share on Facebook



Deja un comentario